¿Es rentable franquiciar?

noviembre 22, 2017
No hay comentarios

La rentabilidad es un principio básico del sistema de franquicia; cualquier empresario que decide desarrollar su negocio bajo esta modalidad, lo hace por su rentabilidad.

Es cierto, que al sistema de franquicias llegan empresarios que desarrollan una actitud emprendedora, movidos por esa ambición empresarial, de satisfacciones legendarias depositadas en formas de trabajo, productos y depositarios de conocimientos transmitidos. Los mismos, que deciden en un momento determinado desarrollar y dar a conocer al mercado, sus conocimientos y productos paradigmáticos.

Ellos. Empresarios. Son los que ponen en marcha negocios con capacidad, propiciando cambios de hábito en muchas personas de las que se configuran como mercado, no hay que  olvidar que detrás de cada satisfacción empresarial, debe estar la consecución de objetivos vinculados a rentabilidades económicas.
Partimos de la base, de dos parámetros esenciales dentro del sistema de franquicias: dinámica e innovación. Estas premisas con las que van a originar, por su propia estructura, unos resultados positivos y con mayor rentabilidad, que solo se pueden obtener a través de este modelo.

En primer lugar porque las fases son más rápidas originando costes menores. En segundo lugar, porque los recursos que se necesitan son más limitados. Y en tercer lugar, tenemos que citar la recuperación de la inversión, que es claramente más rápida.

Se puede comprobar, cómo determinados empresarios son capaces de confiar en rentabilidades encubiertas, que en algunos casos han originado oportunidades de negocio dentro del sistema de franquicias, involucrando a terceros y ofreciendo ganancias a estos nuevos empresarios, con un objetivo a corto plazo y por un periodo determinado. Estos son experimentos rentables en un momento determinado, pero en ningún caso, suponen desde el punto de vista del sistema de franquicias, una consideración a tener en cuenta en la valoración del mismo, ni de sus rentabilidades.

Esto nos hace pensar que todo empresario que estudie el desarrollo de su empresa mediante un sistema de franquicia, está eligiendo una opción capaz de aportar a su organización rentabilidades económicas, a medio plazo. Eso sí, siempre y cuando asuma una serie de metodologías e inversiones iniciales, que basadas en funciones especializadas, tendrán como resultado un desarrollo estructurado, organizado y planificado. Junto a estos resultados tendremos otros empresarios independientes, con un mismo objetivo: desarrollar de forma rápida y  rentable su empresa.

Entonces, podemos decir, que ser franquiciador hoy en día supone ser emprendedor y además, es necesario disponer de un negocio capaz de aportar soluciones y diferencias en un mercado cada vez más competitivo. Pero, siempre basado en la obtención de resultados económicos positivos, para la organización que este franquiciador quiere desarrollar.

El sistema de franquicias es viable cuando aporta rentabilidades y valor añadido a toda la red: Franquiciador y Franquiciado.

Para esto, hoy en día se debe disponer de una economía empresarial saneada, no involucrando a terceros en negocios planificados o en rentabilidades y autofinanciaciones con recursos obtenidos del desarrollo de la red. De esta manera, se evitarán desarrollos mal estructurados y con carencias de recursos, para generar resultados a medio plazo.

Así, podremos decir, que el empresario franquiciador deberá asumir inversión y riesgos iniciales, conocidos y valorados por él mismo, pero que obviamente mediante este sistema tampoco hay excepcionalidad al riesgo.

Vanessa Espinoza

Your Turn To Talk

Leave a reply:

Your email address will not be published.